Vía LLuvia de Asteroides – El Chorro

Retomamos la actividad del blog con esta nueva entrada sobre una actividad muy reciente que tenía ganas de realizar desde hace tiempo. Se trata de la vía Lluvia de asteroides situada en El Chorro, cerca de málaga.

La vía, totalmente equipada en deportiva, equipada en 2013 por Bernabe Fernández y Niko Rando, se  hace  en 8 largos. Magnifica roca caliza, en todo su recorrido, con largos muy variados, vía muy estética y de panorámica abierta, al pinar de las frontales, embalse y subestación de la encantada, mucho ambiente y muy aérea en sus largos intermedios.

 

Croquis de la vía - Lluvia de asteroides
Croquis de la vía – Lluvia de asteroides

Partimos a las 7 de la mañana desde la furgoneta, a pie de vía prácticamente y llegamos a pie de vía con las primeras luces.

El primer largo es el que más dificultad técnica tiene, con un pasito algo más complicado de ver, pero siempre tiene buenos cantos para ir progresando. Si tienes cuerdas de 60 metros puedes empalmarlo con el segundo.

El segundo largo es algo más corto que el primero y no tiene ningún paso especialmente duro.

El tercer largo tiene una salida en diedro que hay que saber ver pero luego suaviza bastante.

El cuarto largo es el más roto, expuesto y aéreo. Técnicamente es algo más sencillo que el primero o el segundo, pero el ambiente le da el grado. Hay que navegar hacia la derecha hasta salir por un diedro a una repisa muy cómoda donde está la reunión. Es lo mejor de la vía. A partir de aquí el rollo de la vía cambia, tumba hacia adelante, se pierde el ambiente a pesar de ir ganando altura.

En plena escalada
Escalando el quinto largo

El quinto largo es un poco de adherencia, muy corto, el más sencillo y se puede empalmar con el sexto.

El sexto largo es plaquero, con un par de pasitos finos.

El septimo largo es parecido al sexto, con algunas repisas.

Última reunión
Reunión del séptimo largo

El octavo y último largo acaba en una travesía a izquierdas bajo un pequeño desplome.

Último largo
Saliendo de la vía en el último largo

Para bajar hay que buscar un rapel hacia delante a la izquierda. Ese rapel nos bajará a una terraza a 35 metros, donde habremos de movernos con cuidado por las piedras sueltas hasta encontrar los mojones que indican el camino de bajada.

Rapel en la cima
Rapel de bajada de unos 35 metros

En total tardamos 6 horas en subir y 1 en bajar, aproximadamente. Eramos una cordada de 3 e íbamos sin prisas. Hasta nos adelantó una cordada alemana en medio de la pared.

Vista de la pared
Vista de la pared al atardecer, llegando a la furgoneta




Anuncios